domingo

La mirada periférica

25 de julio de 2012

Ayer tuvimos la oportunidad de ver por segunda vez la estupenda adaptación de Hamlet que se representa hasta el próximo domingo en las Naves del Matadero, en Madrid.

El hecho de que la primera vez nos encantara y ayer simplemente nos gustara, nos ha hecho pensar en la forma en la que vimos (miramos) la obra una y otra vez.

Ayer teníamos una perspectiva del escenario muy parecida a esta:


Una vista más general para apreciar el diseño de luz sobre todo el escenario, la intención escenográfica... Pero las cosas no funcionaron ante nuestros ojos de la misma forma que el día anterior, cuando estuvimos en primera fila, en una de las gradas laterales. Ese día no conseguimos entrada para la grada principal, colocada frente al escenario, y estábamos convencidos de que nos perderíamos muchas cosas desde nuestra posición, quizá las principales.

Ocurrió todo lo contrario.

Porque aunque físicamente teníamos una visión igualmente 'en plano general' y 'de perfil' del escenario, nuestra mirada se movía libremente por todos sus rincones, la luz adquiría un sentido más específico en cada momento y en cada lugar, los actores se acercaban y se alejaban de nosotros ofreciéndonos gran variedad de 'tamaños de planos', y sentimos que veíamos planos medios...


Planos medios cortos...


Planos de dos, planos de conjunto...


  Contrapicados...


Perfiles...


Y hasta Primeros Planos...


Y nos acordamos de las palabras de Pedro Castanheira en los últimos cursos de creación de proyectos cinematográficos: El Cine desde Dentro, concretamente cuando trataba de explicar a los alumnos asuntos sobre ópticas, sobre la supuesta 'nobleza' de determinados objetivos fotográficos por acercarse más éstos a la mirada del ser humano... Y cómo en general, esto es imposible de conseguir con una sola óptica, o con un solo tamaño de plano... Porque en realidad nuestra mirada es periférica. Vemos lo que vemos, pero sentimos mucho más, lo que está detrás de nosotros, lo que hemos visto hace unos segundos, lo que creemos que vamos a ver a continuación...

El cine nos ha acercado en infinidad de ocasiones, y de muy diferentes maneras, a esa mirada periférica. Y ver una buena obra de teatro desde el lugar adecuado, también.

0 comentarios:

Publicar un comentario